Informe de México Luis Carlos Haro

Estamos compartiendo experiencias de lucha organización y unidad de ambos lados de la frontera, de una misma clase explotada en dos naciones.

Se ha ocultado las consecuencias de este nefasto tratado… este T MEC no es fundamentalmente distinto al TLCAN de 1994, diseñado por Salinas, el avance del neoliberalismo en México. Es, simplemente una profundización en el desmantelamiento de la soberanía mexicana

Los estragos del TLCAN fueron la destrucción del campo, la migración, la disgregación de la organización de los trabajadores, el recrudecimiento del crimen organizado, la violencia, la militarización y la criminalización de la protesta social… es una  adaptación a las nuevas condiciones del mercado 25 años después: redirigir la inversión  a nuevos sectores como tecnología y comunicación, en el marco de la crisis general del capitalismo que el COVID 19 aceleró.

Si bien hay que destacar que la condición que el gobierno de AMLO puso para la firma del tratado era el respeto por la soberanía energética del país, particularmente de PEMEX y hay que verlo como algo positivo, la realidad es que el sometimiento a este tratado va en el sentido opuesto de esta necesidad es contrario a los intereses de los trabajadores y del pueblo de México.

Con este tratado se aproximan mayores embates, mayor explotación, mayor criminalización y en particular la pulverización de la clase obrera.

Hay que destacar que se han generado muchas expectativas en este tratado, el capítulo 21 sobre derechos laborales  ha generado la ilusión de que los trabajadores podrán acudir a los tribunales de arbitraje internacionales para denunciar la explotación de los patrones, en muchos casos las direcciones sindicales lo ven con buenos ojos, pero  es solo una trampa puesta por el imperialismo norteamericano, ¿acaso vamos a intercambiar la supuesta defensa de nuestros derechos que por ley se encuentran en la constitución a cambio  de mayores privatizaciones y saqueo de nuestros recursos? ¿volveremos a cambiar oro por cuentas de vidrio?

Por el contrario, la intención de este encuentro es emprender la unidad de los diversos sectores por la recuperación de nuestros recursos, por la renacionalización de lo privatizado y por lograr el respeto nuestros derechos laborales, a la libre organización y democracia sindical. 

Hay que tenerlo bien claro, este tratado no está desligado de las reformas estructurales, ni de las privatizaciones que se han venido realizando en contra de las cuales nos hemos movilizado y que se expresaron en el voto por un cambio en 2018.

Es necesaria la unidad de acción de los jóvenes, los trabajadores, las mujeres y los pueblos originarios, para dejar de someternos a los designios de la casa blanca y del imperialismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: