LLAMADO A UNA JORNADA NACIONAL E INTERNACIONAL POR LA REINSTALACION DE LOS DESPEDIDOS EN LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ

20 de enero de 2021

¡POR LA LIBERTAD Y DEMOCRACIA SINDICAL!

¡POR EL AUMENTO DE LOS SALARIOS!

Los trabajadores reunidos este 3 de diciembre de 2020 en el conversatorio “Democracia sindical en la industria automotriz en el marco del T MEC”, hemos escuchado testimonios de trabajadores de la industria automotriz, que muestran que: a medio año de la entrada en vigor del T MEC, a año y medio de la aprobación de la reforma laboral, los trabajadores de la industria automotriz no ejercen libremente su derecho a la libertad y democracia sindical, promesa del actual gobierno.

Los trabajadores de esta industria representan uno de los sectores más numerosos del proletariado mexicano, a comparación de sus similares en otras partes del mundo no gozan de las mismas condiciones de salario, derechos y niveles de vida.

El sector automotriz es clave para la economía mexicana. Durante el año 2019 este sector representó un 3% del PIB de México, el 18% de la producción manufacturera y el 32% de las exportaciones totales.

En el armado de vehículos, fabricación de carrocerías y producción de autopartes, laboran alrededor de 900 mil trabajadores y esta industria genera alrededor de un millón de empleos indirectos más.

México es el sexto productor de automóviles a nivel mundial, el cuarto exportador solamente detrás de Alemania, Japón y Estados Unidos, y el quinto en producción de autopartes (detrás de China, Estados Unidos, Japón y Alemania).

Desde la entrada en vigor del T LCAN hace 25 años la industria del automóvil ha crecido, todos los grandes fabricantes de automóviles (Volkswagen, Nissan, General Motors, Honda, Audi, Toyota, BMW,..) tienen plantas en México, aprovechan la cercanía con los Estados Unidos, el acceso a los océanos pacífico y atlántico, pero su principal incentivo son las condiciones de explotación facilitadas por este tratado, primordialmente la garantía de contar con una mano de obra calificada aun costo menor que en su lugares de origen.

De acuerdo con estudios del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical en 2017 un obrero automotriz estadounidense ganaba $3,900 dólares por mes, equivalente a entre $77 y $78 mil pesos, mientras que en nuestro país el salario promedio es de $9,820 ¡una octava parte!

Esta situación ha sido promovida por los gobiernos, que han puesto topes salariales, permitido la violación a los derechos laborales, contando con la colaboración de las organizaciones sindicales corporativas, quienes controlan a los trabajadores y ven en ellos un gran negocio.

Ante esta situación ha surgido la necesidad de organizarse de manera independiente, los trabajadores han reivindicado la exigencia de mejora de los salarios, la estabilidad en el empleo, mejora de salario y cese de las irregularidades en materia laboral. Pero el contubernio entre las empresas, las autoridades y los líderes charros ha resultado en la represión y el despido de trabajadores.

Las nuevas reglamentaciones laborales y las promesas de aumento de salarios en la industria, han quedado en letra muerta, las autoridades laborales, solo han dado largas a las demandas de los trabajadores del sector, en particular a aquellos que buscan registrar organizaciones sindicales o que han sido despedidos injustificadamente por exigir el cumplimiento de sus derechos, como lo hemos escuchado en los testimonios de este foro.

La pandemia del COVID 19 solo vino a empeorar la situación, según datos publicados por la Industria Nacional de Autopartes (INA), se han despedido a 80 mil trabajadores en estos últimos meses y miles mal han visto reducidos sus salarios hasta en un 45% derivado de los paros técnicos acordados con los sindicatos charros.

Al inicio de la contingencia la industria automotriz hizo todo lo posible por saltarse los decretos presidenciales que obligaban al cierre de las empresas no esenciales y a resguardar a los trabajadores en los sectores con alto riesgo. Bajo la presión del gobierno norteamericano y de las casas matrices, en unas pocas semanas lograron que el gobierno mexicano les autorizara volver a la laborar reclasificándose como empresa esencial.

Las denuncias constantes han mostrado que el regreso a las labores se ha dado en condiciones de riesgo, los contagios en las plantas no han parado derivado de la no aplicación de los protocolos de desinfección y sana distancia.

Se cuentan por decenas los trabajadores muertos por complicaciones derivadas del COVID 19, en muchas ocasiones no se ha considerado la infección con este virus como riesgo de trabajo sino solo como enfermedad general.

Es por ello que ante esta situación hacemos un llamado a las organizaciones de los trabajadores, a las organizaciones sociales a realizar una campaña nacional e internacional de solidaridad, a realizar una jornada de acción por el derecho a la libre sindicalización y la democracia en la industria automotriz.

Les llamamos a dirigir cartas a la secretaria del trabajo, al gobierno federal, a realizar concentraciones para exigir el respeto a la libertad sindical en la industria automotriz.

En particular los llamamos a exigir la reinstalación inmediata de los compañeros: General Motors Planta Silao:

Israel Cervantes Córdova Sergio Contreras Ortega Martín Alejandro Cuellar Rivera

Planta Audi Puebla:

Jaime Abel González Sánchez Juan Aarón Carmona Sánchez

Hacemos un llamado al gobierno federal, a la Secretaría del Trabajo, a las Juntas Federales de Conciliación y Arbitraje, a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para que intervengan y se aceleren los procesos para dar solución a estos trabajadores.

Firman:

Generando Movimiento, Trabajadores de General Motors Silao Guanajuato. Comité de Destitución pacifica Audi Puebla

Comité de Seguimiento del Encuentro Binacional contra el T MEC

Enviar cartas de solidaridad a

Luisa María Alcalde Luján

Secretaria del Trabajo y Previsión Social atencion_ciudadana@stps.gob.mx luisa.alcalde@congreso.gob.mx

Av. Paseo de la Reforma, Del. Cuauhtémoc 93, Col. Tabacalera, Ciudad de México. C.P. 06030 Teléfono: (55) 2000 5300

Juan Armando Hernández Maldonado

Director Ejecutivo Planta de Ensamble General Motors de Mexico

Avenida Ejército Nacional 843-B, Colonia Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, Ciudad de México,

Edgar Casal Álvarez

Director General de Audi de México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: